Pequeños trucos caseros para las uñas

¿Se te han agotado los recursos caseros para el cuidado de tus uñas?

En este artículo encontrarás uno de los pequeños trucos caseros más fáciles de realizar y que dejarán tus uñas perfectas.

Un truco casero que ha resultado muy útil para el cuidado de las uñas, ha sido, el truco más simple y sencillo que amás podrían pensar. Un truco típico entre abuelas pero que mucha gente ignora.
Por desgracia, muchas personas tienen la mala costumbre de morderse las uñas, ya bien sea por nervios, o por tomarlo como una simple rutina, olvidándose que las manos pasan a tocar varios objetos, a varias personas y animales, que aunque no se repare en ello, dejan huella en las uñas. Las uñas son la parte que más bacterias y gérmenes recopilan de nuestro cuerpo.

La mayoría de la gente aún no es del todo consciente del riesgo que se corre con tan sólo un simple gesto, como es el morderse las uñas. La mayoría de las infecciones bucales o mismo de garganta muchas veces son generados por éste simple hecho.

Las uñas se ven debilitadas por todo el trabajo que se les obliga a hacer más el hecho de morderlas. La acidez de la saliva afecta tanto a las uñas que éstas se ven perjudicadas perdiendo su color y su brillo. Y aunque logremos dejarlas largas, al final, se rompen fácilmente.

Para realizar un truco muy bueno, aunque un poco maloliente, (por eso se recomienda hacer a la noche), para evitar el color mate y la pérdida de fuerza, debemos partir un ajo a la mitad, aprovechando el agüilla que sueltan los ajos frescos, para frotarnos las uñas contra el ajo. A la mañana siguiente se procederá a una limpieza profunda y cuidadosamente de uñas. Recomendamos que para una buena limpieza, sea cuidadosamente, con agua tibia y jabón, frotándolo suavemente con un bastoncillo en cada uña, en forma de circunferencias. Una vez que las uñas ya se vean bien limpias, las meteremos en agua fría, para así ayudar al endurecimiento.

Poco a poco verá que los resultados son eficaces y notará como sus uñas se han endurecido y que no se romperán tan fácilmente.

Para un mejor cuidado, se recomienda que después de la limpieza de uñas, se aplique un brillo protector. Y una vez a la semana se realice la limpieza de uñas con limón. (Escuece un poco para las que tengáis heridas pero la verdad es que merece la pena).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies