Me he quemado con el sol, ¿que hago?

Estuviste al aire libre todo el día, era un día soleado y olvidaste poner protector solar y antes de que te dieras cuenta, tu piel se puso roja. O puede que estuvieras cortando el césped durante una hora, tal vez estaba nublado, y ni siquiera se te pasó por la mente ponerte protector solar. Ahora estás quemado.

No importa cuántas veces nos digan que debemos usar protector solar todos los días , a veces nos olvidamos. Y cuando eso sucede, y tu piel se pone roja, tienes que tratarla. “Las quemaduras solares pueden parecer una situación temporal”, dice Robert Friedman,  dermatólogo del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York. “Se ve mal, duele, se pela, pero también puede causar daño duradero a la piel, como arrugas e incluso cáncer de piel”.

Eso es porque las quemaduras solares dañan directamente el ADN de las células de la piel, dice Whitney Bowe,  una dermatóloga en la ciudad de Nueva York. “Aunque la prevención es el mejor tratamiento, si se trata rápidamente una quemadura de sol, es posible que tenga una oportunidad de minimizar el daño causado a las células”, dice Bowe.

Si quieres reparar la piel  lo más rápido posible sigue los siguientes consejos:

Salir del Sol

Esto suena como una obviedad, pero es crucial, y algo que la gente con demasiada frecuencia no hace. “Tan pronto como se hace evidente una quemadura de sol, salga del sol”, dice Bowe. Ya se han producido algunos daños y ya no querrás dañar tu piel. . “Manténgase alejado del sol hasta que la quemadura desaparezca”, dice Friedman.

Evalua el daño

La mayoría de las quemaduras solares no son lo suficientemente graves como para acudir a emergencias. Incluso si aparecen un par de pequeñas ampollas, generalmente es seguro tratar la quemadura en el hogar. “Pero si desarrolla ampollas en más del 20 por ciento de su cuerpo, busque atención médica de inmediato”, dice Bowe. También debes ir al hospital si tiense náuseas, escalofríos intensos o fiebre.

Toma un analgésico

Para las quemaduras solares que puede tratar por su cuenta, los analgésicos de venta libre pueden aliviar el dolor. Friedman sugiere tomar un ibuprofeno (Advil), que actúa como un antiinflamatorio para reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Si también tiene dolor de cabeza o escalofríos leves, puede tomar acetaminofeno (Tylenol).

Toma un baño fresco.

También es importante enfriar la piel pero no debes ducharte: el chorro continuo de agua sobre la piel quemada no te sentará bien. “Sugiero tomar un baño para enfriar la piel suavemente”, dice Friedman. Tampoco utilices jabón, que secará la piel aún más. En su lugar, agrega algunas cucharadas de bicarbonato de sodio a su baño. Es refrescante y ayudará a tu piel a retener la humedad.

Usa Aloe Vera

Si está lejos de casa y no puede bañarse, seque su cuerpo quemado con una compresa fría para extraer el calor. O untar con aloe vera. “El aloe es un agente refrescante y un antiinflamatorio”, dice Friedman. Obtenga el zumo de  directamente de una planta de aloe vera si tienes una, o bien usa un gel comprado en una tienda.

Evita la benzocaína y la lidocaína

Cuando te quemaste con el sol cuando era niños, es posible que tu madre haya utilizado algún aerosol para tratar la quemadura. Estos productos contienen lidocaína, un anestésico local que al principio pica la piel y luego la adormece con el objetivo final de enfriarla. Tiende a funcionar, pero Bowe advierte contra el uso de aerosoles, lociones y cremas con lidocaína o benzocaína (un químico similar) porque pueden causar irritación y reacciones alérgicas.

Usa mucha loción hidratante

Después de su baño utiliza una loción. “Al elegir una loción,” dice Bowe, “Busque ingredientes como ceramidas, glicerina o soja. También me gustan las lociones que contienen avena, que es particularmente relajante. Algunas cremas contienen antioxidantes como las vitaminas C y E, que también pueden ayudar a controlar la inflamación en la piel. “. Friedman agrega que echarse uno o dos minutos en pequeñas cantidades de crema de hidrocortisona al 0,5 por ciento o 1 por ciento puede aliviar algunas molestias.

Bebe agua

“Las quemaduras de sol malas provocan un proceso llamado vasodilatación, donde los vasos sanguíneos se dilatan y se pierde agua de la piel muy rápidamente”, dice Bowe. “Esto puede provocar deshidratación, fatiga e incluso insolación si no se trata”. Comienza a tomar agua inmediatamente y sigue bebiendo para asegurarte de mantenerte hidratado. “El agua de coco u otras aguas con electrolitos agregados puede ser incluso más efectiva para prevenir la deshidratación”, agrega Bowe.

No te quemes dos veces

No te olvides de las quemaduras solares. Use tu malestar actual como motivación para adquirir el hábito de aplicar bloqueador solar de amplio espectro todos los días, especialmente durante el resto del verano. Busca uno que tenga SPF 30 a 50, que proteja contra los rayos UVB que causan quemaduras y los rayos UVA que causan arrugas y cáncer que sea resistente al agua para que permanezca así cuando suda o nada. Las cremas solares a base de minerales con óxido de zinc o dióxido de titanio tienden a funcionar mejor. Aplicar 15 minutos antes de salir, y volver a aplicar cada dos horas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies